Una intervención arqueológica en ese solar en 1998, dirigida por I. Pereda García, puso al descubierto la estructura de este estanque, cubierto por unas potentes capas de tierras y escombros, de diferentes épocas.

Se construyó hace 2100 años para embalsar las aguas de un manantial que nace a 800 metros de altura, en la parte alta de la colina donde se desarrolla la Villa de Laguardia. Aprovecharon las capas del subsuelo, para levantar sobre ella unos muros de mampostería en seco con despiece irregular. Son varios los muretes que se superponen y que indican, las diferentes ampliaciones de la superficie destinada a recoger las aguas, y en otros casos parecen ser reparaciones y reforzamientos de las estructuras. La forma general del embalse es irregular, aunque la parte central es casi rectangular. Tiene unas medidas máximas de 18 x 15 metros, con murs perimetrales de una altura que oscila entre 0,85 y 3,10 metros. La superficie total estimada alcanza los 218 m², de los cuales 126 corresponden al vaso inferior y 92 al superior.

Esta recogida de agua, con una capacidad de almacenaje de 300.000 litros, garantizabael suministro a la población asentada en este lugar. Además, también se le ha supuesto a este estanque el ser un espacio con funciones rituales, teniendo en cuenta algunos de los hallazgos arqueológicos puestos al descubierto en la intervención arqueológica, así como el hallazgo en las proximidades del estanque, de un ara romana dedicada a las Matres, de clara raigambre céltica, que se asocia a manantiales o acuíferos minero-medicinales o termales.

¿Quién construyó este estanque?

Cuando las gentes del próximo poblado de La Hoya, abandonaron el lugar donde habían vivido durante el primer milenio a. de C., se trasladaron a este cerro, que les ofrecía mayores garantías de defensa. Aquí crearon un nuevo poblado, que está siendo localizado bajo las casas de Laguardia. Fueron estas gentes, de carácter celtibérico, las que construyeron el estanque, que debió levantarse y estar en pleno uso durante los siglos III al II a. de C.

El Centro de Interpretación

Junto al estanque, una instalación museográfica singular basada en una idea original, ayuda a comprender la importancia de esta estructura hidráulica y la vida de las gentes que aprovecharon este acuífero a lo largo de los siglos. Medios audiovisuales avanzados, información gráfica y textual, así como objetos relacionados con cada una de las etapas, permiten trasladarse a otros momentos

Más información en: losorigenesdelaguardia.org